Te regalamos dos lecciones para que entiendas de qué va el libro "40-15" (y lo compres, claro)

UBUNTU: cómo ser un equipo

Una antropóloga que estudiaba las costumbres de una tribu africana estuvo en uno de esos poblados. Quiso conocer su cultura y averiguar cuáles eran sus valores fundamentales, así que les propuso un juego a los niños que allí se encontraban.

Colocó una cesta llena de fruta junto a un árbol y ellos estaban a cierta distancia. El juego consistía en que el primero que llegara hasta la cesta habría ganado y tenía el privilegio de comerse toda la fruta. Cuando la mujer dio la señal para que iniciaran su carrera, primero se cogieron todos de la mano y luego empezaron a caminar juntos.

Cuando llegaron donde se encontraba la cesta, junto al árbol, se sentaron todos juntos y juntas a disfrutar su premio y se repartieron las frutas.

Ella les preguntó por qué habían hecho eso, cuando uno sólo podía haberse quedado con toda la cesta. Y uno de los niños respondió:

-Ubuntu: ¿cómo va a estar uno de nosotros feliz si el resto está triste?

No me cansaré jamás de contar esta anécdota que resume a la perfección qué significa formar parte de un grupo, un equipo. Cuando entramos en una pista de pádel debemos entender que nos enfrentamos a una especie de árbol de probabilidad que arranca con dos opciones: ganar o perder el partido. Y dentro de estos dos escenarios tenemos dos variantes para cada una de las opciones: ganar bien, ganar mal, perder bien y perder mal.

Sea cual sea tu nivel tienes la increíble capacidad de decidir qué quieres que suceda. Y no hablo de indignarte un momento por un lance desafortunado durante el partido, eso es completamente normal. Hablo de respetar que tres personas han dejado de hacer otras cosas para estar un rato contigo, hacer deporte y tratar de ver quién es la mejor pareja planteando una estrategia para llevarse el gato al agua. No importa si eres principiante o profesional, el pádel es un deporte de equipo y “ganar mal” no debería ser un resultado que celebrases porque ahí no aprenderás nada, del mismo modo que “perder bien” es un acto de humildad necesario y de reconocimiento hacia quienes hoy han jugado más inteligentemente que nosotros. Abrazo fuerte, damos la enhorabuena y a la ducha.

Dicen que lo importante es hacer lo correcto incluso cuando nadie mira. Tu entrenador debe ayudarte a entender que algunas victorias no lo son, igual que llegarán derrotas -brutalmente- reveladoras sobre las que seguiremos construyendo tu pádel. Y mientras el pádel sea un deporte de equipo necesitas que tu pareja vea que quieres compartir el éxito con ella, ir juntos punto a punto hasta la cesta de fruta como los niños de la tribu africana. Ganar bien y perder bien.

La importancia de tu ciclo defensivo

¿Te ha pasado alguna vez que al final de los dos o tres primeros juegos te das cuenta que uno de los rivales falla si le pasas algunas bolas seguidas? Un rival que técnicamente puede ser mejor o peor, pero que se lía si le metemos un poco de volumen y acaba regalándonos el punto.

El ciclo defensivo es el número de bolas que -en promedio- podremos o sabremos defender si nos juegan a una velocidad a la que estamos adaptados. No se trata de defender cañonazos, simplemente tener la consistencia para achicar agua durante un número determinado de bolas, generalmente hasta que la presión del punto cambie de lado y nuestro compañero/a intervenga.

Muchas veces para ganar el punto necesitamos meter una bola más y ahí entra en valor el ciclo defensivo. Supongamos que un jugador principiante está cómodo en la volea pero suele tener problemas para retroceder cuando le juegan un globo. Si nos devuelve el primer globo pero sabemos que casi seguro que fallará en el segundo, su ciclo de defensa será de dos bolas y tiene sentido que, en lugar de asumir riesgos, nos centremos en jugarle 2-3 bolas seguidas para que finalmente cometa el error.

Cuanto más elevado es el nivel la capacidad para defender se dispara y sólo golpes realmente complejos se convierten en definitivos. Por este motivo el pádel competitivo actual se ha balanceado y donde antes el remate (especialmente x3) era tan importante, ahora la defensa es absolutamente prioritaria.

Mi consejo es que construyas tu pádel de atrás adelante y que entiendas que ganarás más partidos defendiendo bien que atacando bien.

  • "40-15" es un libro para todos los niveles 💪

    Sea cual sea tu nivel te garantizamos que en "40-15" leerás cosas que te sorprenderán y que te ayudarán a entender mejor el pádel, tomar mejores decisiones y ganar más partidos simplemente porque aprenderás y entenderás cómo jugar más ordenado y sólido.

  • ¿Sobre qué tratan las 40 lecciones? 🤔

    En el libro tienes 40 lecciones que abordan temas como la importancia de tu ciclo defensivo, las acciones de continuación o cómo resolver la mítica nevera. También encontrarás recomendaciones sobre material o si te planteas ser coach de pádel. Son ámbitos del pádel sobre los que seguramente no habías pensado en profundidad y que se abordan de manera creativa y divertida.

  • 15 tácticas para ganar cualquier partido ✅

    Te gusta jugar y te encanta ganar. Pero es probable que estés dedicando más tiempo a jugar que a aprender a jugar y mejorar tu toma de decisiones, algo que debería ser prioritario entre todos los jugadores y jugadoras. En "40-15" encontrarás 15 tácticas con las que jugar de manera bastante automática y muy eficiente, lo que combinarás con lo que aprenderás en las 40 lecciones.

1 de 2